domingo, 25 de febrero de 2018

Aprende a utilizar correctamente tu inhalador.

Usar un inhalador parce simple, pero muchas personas no lo utilizan de forma adecuada. Si lo usa de manera incorrecta, llega menos medicamento a los pulmones y la mayor parte se queda en la parte posterior de la boca, con lo cual la medicación no está siendo efectiva y los síntomas pueden agravarse.
A continuación, os dejamos unos vídeos de los principales tipos de inhaladores para que podáis repasar la técnica o descubrir si realmente la estáis realizando correctamente.


Inhalador polvo seco Turbuhaler



Inhalador polvo seco Accuhaler



Inhalador de cartucho presurizado



Inhalador Respimat



Inhalador de polvo seco Handihaler



Inhalador polvo seco Genuair



Inhalador polvo seco Easyhaler



A. Fraile
Compartir:

miércoles, 21 de febrero de 2018

HIPERTENSIÓN ARTERIAL



¿Qué es?
La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos al ser bombeada por el corazón. Cuanto más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón.
La hipertensión es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta .

¿Cómo se diagnostica?
La tensión arterial normal en adultos es de 120 mm Hg cuando el corazón late (tensión sistólica) y de 80 mm Hg cuando el corazón se relaja (tensión diastólica). Cuando la tensión sistólica es igual o superior a 140 mm Hg y/o la tensión diastólica es igual o superior a 90 mm Hg, se considera tensión alta.
Se necesita para el diagnostico dos o más determinaciones  de tensiones elevadas obtenidas de forma adecuada en consulta y separadas en varias semanas.


¿Por qué es peligrosa la hipertensión?
La hipertensión es la causa prevenible más importante de enfermedades cardiovasculares y de accidentes cerebrovasculares del mundo.
Por lo tanto si no se controla  puede provocar un infarto de miocardio, una insuficiencia cardiaca. En los vasos sanguíneos pueden desarrollar protuberancias  (aneurismas), que son zonas más susceptibles de obstruirse y romperse. Puede provocar también un accidente cerebrovascular, deficiencia renal, ceguera y deterioro cognitivo.
El daño se va produciendo de manera silenciosa pues la mayoría de las personas con hipertensión no muestra ninguna sintomatología.

¿Cómo prevenir y tratarla?
Todos podemos adoptar medidas para minimizar las probabilidades de padecer hipertensión y sus consecuencias con una dieta saludable reduciendo la ingesta de sal a menos de 5 gramos al día (una cucharada de café), comer cinco porciones de fruta y verdura al día y reducir la ingesta total de grasas, en especial las saturadas. Evitar el alcohol. Realizar actividad física de forma regular al menos 30 minutos al día y en caso de sobrepeso u obesidad intentar la pérdida de peso pues cada pérdida de 5 kg de exceso de peso puede reducir la tensión arterial sistólica entre 2 y 10 puntos. También es importante abandonar el consumo de tabaco. Y gestionar el estrés de una forma saludable.
A algunas personas les basta con estos cambios, en caso de resultar insuficientes se necesitan además tomar medicamentos y realizar revisiones periódicas en el centro de salud.
Con poco esfuerzo podemos evitar grandes males.

Dra Casasnovas

Compartir:

Síguenos por correo electrónico

Eventos

Traducir Web (Translate Web)