jueves, 14 de febrero de 2019

FASCITIS PLANTAR

¿Qué es?
La fascia plantar es el tejido grueso (membrana o banda) en la planta del pie. Este tejido conecta el calcáneo a los dedos y crea el arco del pie. Cuando este tejido se inflama o se hincha, se denomina fascitis plantar.
¿Cuáles pueden ser sus causas?
Usted es más propenso a presentar fascitis plantar si:
• Tiene problemas con el arco del pie (tanto pie plano como arco plantar alto).
• Corre largas distancias, cuesta abajo o sobre superficies desiguales.
• Es obeso o aumenta de peso de manera repentina.
• Tiene el tendón de Aquiles (el tendón que conecta los músculos de la pantorrilla al talón) tenso.
• Usa zapatos con soporte de arco deficiente o suelas blandas, sin buena amortiguación.
• Cambia sus actividades habituales.
¿Cómo se diagnostica?
El diagnóstico es clínico. El síntoma característico es el dolor en la planta del pie, sobre todo en la zona comprendida entre el talón y la zona media plantar. El dolor empeora con la flexión hacia abajo del primer dedo del pie afectado. Frecuentemente puede ser bilateral.
Se podría realizar radiografía del pie, la cual no es necesaria. Es frecuente encontrar hallazgo de espolón calcáneo (pero existen numerosas personas con espolón sin dolor, y personas con dolor que no presentan espolón).

¿Qué puede hacer?
o Reposo relativo. Evite apoyar el pie en la medida de los posible.
o Disminuya su actividad o ejercicio.
o Utilice zapatos de tacón bajo, pero que no sean totalmente planos, con buena sujeción y correcta amortiguación.
o Puede utilizar taloneras de espuma o silicona, que amortiguan el golpe al caminar y hacen de almohadillas para el talón.
o Aplíquese hielo durante unos 20 minutos varias veces al día en la zona de mayor dolor. Puede utilizar una pequeña botella de plástico llena de agua congelada y hacerla girar en el suelo apoyando en la planta del pie.
o Si lo precisa puede utilizar analgésicos (como el paracetamol 500-1.000 mg cada 6-8 horas o antiinflamatorios como Ibuprofeno 400-600 mg cada 8 horas, Enantyum 25 mg 1 cada 8 horas o Naproxeno 500 mg 1 cada 12 horas, por ejemplo).
o Puede realizar ejercicios de estiramiento de la planta del pie: estirar el pie flexionándolo hacia arriba y hacia abajo (puede ayudarse de una toalla o pelota).

o Si el dolor no mejora, la infiltración de medicamentos en el talón puede ser eficaz.
o La cirugía solo es necesario en casos muy excepcionales de no mejoría tras tratamiento conservador.

Dra Tejada

Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Síguenos por correo electrónico

Eventos

Traducir Web (Translate Web)